Lavavajillas

La superficie de los lavavajillas en acero inox Smeg se pueden limpiar con los productos Smeg, como el detergente spray XPLEND-2 y el pañ;o microfibra PAMI-1. Se recomienda no utilizar esponjas abrasivas o detergentes agresivos como por ej. lejí;a, amoní;aco o alcohol que podrí;an dañ;ar el recubrimiento anti-huellas.

Se puede limpiar la superficie de los lavavajillas Smeg 50'Style con los productos smeg, como el detergente spray XPLEND-2 y el pañ;o microfibra PAMI-1.Se recomienda no utilizar esponjas abrasivas o detergentes agresivos como por ej. lejí;a, amoní;aco o alcohol que podrí;an dañ;ar el recubrimiento.

En los lavavajillas de 14 cubiertos Smeg, ademá;s del tercer cesto porta-cubiertos, esta presente tambié;n el porta-cubiertos extraí;ble situado en la parte inferior.

La dimensió;n de los platos a introducir en el lavavajillas depende de la altura del lavavajillas. En los modelos MAXI, altos 90 cm de libre instalació;n y 86 cm de encastre se pueden introducir en el cesto inferior platos grandes, con un diá;metro hasta de 35 cm, cuando el cesto superior está; en situació;n alta. En cambio en los lavavajillas con altura está;ndar (85 cm de libre instalació;n y 82 cm de encastre) pueden colocarse platos con un diá;metro má;x.. de 30 cm.

En el cesto superior (o intermedio si dispone de porta-cubiertos) de los lavavajillas Smeg, se puede colocar platitos de diá;metro entre 14,5 cm a 18,5 cm, dependiendo de có;mo este regulado en altura.

En los lavavajillas Smeg el cesto superior ( o intermedio si se considera el cesto pota-cubierto) puede regularse en 2 o incluso 3 diferentes niveles, tambié;n a carga completa, segú;n los modelos. El sistema EasyGlide presente en los cestos mejora el deslizamiento, permitiendo una extracció;n má;s á;gil.

En los lavavajillas Smeg el cesto superior (o intermedio si se considera el cesto pota-cubierto) puede regularse en 2 o incluso 3 diferentes niveles, tambié;n a carga completa, segú;n los modelos. El sistema EasyGlide presente en los cestos mejora el deslizamiento, permitiendo una extracció;n má;s á;gil.

Diferentes modelos de lavavajillas Smeg disponen de un programa de lavado Rá;pido a 38º;C que lava las vajillas poco sucias en menos de media hora (27 min.)

En diferentes modelos de lavavajillas Smeg está; disponible un programa especial de sanificació;n UltraClean o la opció;n de higienizació;n Hyclean combinable a los demá;s programas de lavado. En ambas funciones esta previsto un aclarado anti-bacterias a 70º;C que, gracias a la alta temperatura, garantiza una ulterior reducció;n de las bacterias. Ideal para biberones, tablas de corte y todas las vajillas que necesitan altos está;ndares de higiene.

El programa UltraClean presente en algunos modelos de lavavajillas Smeg, es un ciclo de lavado que incluye un aclarado higié;nico añ;adido a 70º;C, durante 10 minutos para una eliminació;n de bacterias.

La opció;n Hyclean previsto en algunos modelos de lavavajillas Smeg, añ;ade al programa seleccionado un aclarado higié;nico final a 70º;C para eliminar todas las bacterias.

Diferentes modelos de lavavajillas disponen del programa Fuerte&Rá;pido que, en solo 50 minutos, lava las ollas a una temperatura de 65º;C con un aclarado final a 70º;C, eliminando la suciedad muy difí;cil.

El Acqutest presente en casi todos los modelos de lavavajillas Smeg, es un sensor electró;nico que mide el grado de transparencia del agua al finalizar la fase de remojo inicial. En base a los valores encontrados, el sensor escoge el programa má;s apto, obteniendo así; los mejores resultados de lavado con el uso de la mí;nima cantidad de agua.

El sistema Acquastop total, presente en la mayor parte de los modelos Smeg, evita posibles inundaciones provocadas por escapes de agua. Esta formado por un dispositivo situado bajo la cuba que, en caso de dispersió;n accidental de agua, pone en funcionamiento un micro-interruptor que bloquea instantá;neamente la entrada de gua en el lavavajillas. Ademá;s, una vá;lvula en el tubo de carga detecta eventuales pé;rdidas del tubo mismo, interrumpiendo el suministro de agua, con garantí;a de mayor seguridad.

Durante el programa EnerSave se puede abrir la puerta para introducir vajillas. Despué;s de haber cerrado la puerta, el lavavajillas empieza automá;ticamente, continuando el ciclo de lavado en la fase en la que se habí;a interrumpido.

Durante el programa EnerSave se puede abrir la puerta para introducir vajillas. Despué;s de haber cerrado la puerta, el lavavajillas empieza automá;ticamente, continuando el ciclo de lavado en la fase en la que se habí;a interrumpido.

Algunos modelos disponen de ActiveLight, un les que proyecta directamente en el suelo un rayo de luz roja para indicar que el lavavajillas funciona, sin tener que abrirlo. Al finalizar el ciclo de lavado la luz se apaga automá;ticamente.

Se aconseja leer siempre las indicaciones del fabricantes de pastillas multiuso para saber si si uso es posible. Se el agua de la instalació;n hidrá;ulica tiene una dureza inferior a 38º;F (grados franceses), en los lavavajillas se pueden utilizar pastillas con sal y abrillantador integrados. Diversamente, si el agua es má;s dura, se aconseja el uso de productos tradicionales: detergente, sal y abrillantador por separado, para obtener los mejores resultados de lavado.

Con el uso de las pastillas Multiuso, en los lavavajillas es necesario añ;adir tambié;n sal, si el agua de la instalació;n hidrá;ulica tiene una dureza superior a los 38º;F (grados franceses), para regenerar las resinas descalcificador interior de la má;quina. Se recomienda un control y un mantenimiento frecuente del descalcificador centralizado, si presente en la casa.

En los lavavajillas la sal sirve para regenerar las resinas contenidas en el descalcificador interior, para garantizar la eficacia en la eliminació;n de la cal del agua de entrada. El descalcificador debe regularse en base a la dureza del agua del agua de la zona, como indica el libro de instrucciones.

Se recomienda utilizar siempre un tipo de sal especí;fico regenerante para lavavajillas, ya que estan puerificadas. La sal gruesa de cocina, o de otro tipo, pueden contener impurezas o pequeñ;as piedras que bloquearian la vá;lvula de carga de agua, causando un grave inconveninete té;cnico en el lavavajillas.

El abrillantador introducido en el lavavajillas se deposita en la vajilla antes del aclarado y favorece el escurrir del agua, mejorando los resultados de secado y reduciendo la formació;n de manchas.

En los lavavajillas, un especial distribuido está; predispuestor para tratar exclusivamente el abrillantador, ligeramente viscoso y no el vinagre, má;s lí;quido, que podrí;a crear inconvenientes té;cnicos. El vinagre puede utilizarse para vajillas sucias de pescado o huevo, echando una cucharada direcatmente en la cuba al principio del ciclo de lavado para desengrasar y quitar los olores provocados por estos alimentos.

Se puede medir la dureza del agua mediante un kit que se puede encontrra en las fontanerias. Consiste en frascos con lí;quido limpiante que, siguiendo las instrucciones de uso, dan una indicació;n del grado de dureza del agua. En los comercios existen tambié;n una tiras que se introducen en un vaso de agua duranet algunos segundos. de la reacció;n resultante comparada con la escala de color, se deduce el grado de dureza del agua.

Con presencia de un descalcificador domé;stico o centralizado, es necesario asegurarse que el agua esté; almenos a 25º;F (grados franceses),dato verificable mediante un control de la dureza del agua. Como esta operació;n no se realiza frecuentemente, se aconseja poner siempre sal en el lavavajillas, ya que sirve para regenerar las resinas y evitar que al final del lavdo queden manchas bkancas en la vajilla.

El mismo lavavajillas indica la necesidad de cargar sal y abrillantador. Segú;n los modelos de lavavajillas Smeg, un piloto luminoso que se enciende o un indicador ó;ptico para sal y otro para abrillantador señ;alan la exigencia de un rellenado.

Es preciso antes de nada verificar que las vajillas sean aptas al lavado en lavavajillas, de otra forma podrian deformarse. Si son aptos, los recipientes de plá;stico tienen que colocarse en el cesto superior, teniendo presente que, dependiendo del tipo de material, pueden salir má;s o menos secos al final del ciclo de lavado.

Todos los lavavajillas Smeg prevé;n el sistema DUAL WATER, la conexió;n al agua caliente a 60º;C grados max. para permitir un mayor ahorro energñ;etico y reducció;n del tiempo de lavado.

El Sistema Orbital caracterí;stico de los lavavajillas Smeg de 60 cm, esta formado por un rociedor doble que, gracias a rotaciones sobrepuestas y contemporaneas, permite que el agua alcance todo el espacio interior, tambié;n en aquellos puntos má;s lejanos, asegurando excelentes resultados de lavado y un elevado nivel de silenciosidad.

El sistema Traslante, patentado por Smeg y presente en los lavavajillas de 45 cm con 10 cubiertos, esta formado por un brazo portante que desplaza hacia delante y hacia atrá;s (trasla) el rociador inferior, permitiendo que el agua alcance toda la superficie rectangular del cesto inferior. Esta solució;n garantiza una solució;n ó;ptima del agua sobre toda la vajillas, con excelentes resultados de lavado y consumos reducidos de energí;a.

En los lavavajillas el sistema Acquastop Total prevé; una electrová;lvula especial para la conexió;n hidrá;ulica que interrumpe automaticamente el suministro de agua en caso de una pé;rdida accidental y previniendo eventuales dañ;os por esta causados. El sistema Acquastop Doble, en cambio prevé; la protecció;n de la cuba y una doble funda estanca en el tubo de carga para impedir imprevistos escapes de agua.

No es necesario lavar la vajilla antes de ponerla en el lavavajillas, en cuanto los actuales modelos de Smeg, gracias a los programas que alcanzan los 70º;C y a los detergentes de ú;ltima generació;n, lavan mejor cacerolas y platos muy sucios. Una buena costumbre es la de eliminiar siempre de la vajillas los residuos de alimentos má;s grandes, como raspas y huesos, que podrian obstruir el filtro, y quitar los residuos de alimentos grasos, como queso y salsas. Es ú;til saber que aclarar la vajilla antes de ponerla en el lavavajillas es un inñ;util desperdicio de agua, de 10 a 20 litros, ademá;s de un coste añ;adido.

Los lavavajillas Smeg, dependiendo de los modelos, disponen de un clclo Cristales, un programa ligero, pero eficaz, a 45º;C indicado para las vajillas má; delicadas.

Los lavavajillas Smeg con Delay Timer (Salida Diferida) tienen un prelavado con agua fria que se activa automaticamente con el cierre de la puerta. Finalizada esta fase, la má;quina se para en espera del inicio del programa de lavado programado. Esta funció;n, exclusiva de Smeg, ofrece la ventaja de mojar la vajilla antes del lavdo completo, evitando así; que los residuos de alimentos se sequen y resulten má;s difí;ciles de eliminar.

Despué;s de haber realizado algunos lavados en el lavavajillas se aconseja utilizar un producto detergente, en frasco, disponible en comercios, para colocarse del revé;s en el cesto porta-cubiertos con un programa en vací;o de 65º;C. Al finalizar el lavado, la cuba quedará; brillante y limpia, así; como las guarniciones y los componentes de plá;stico.

Despué;s de haber realizado algunos lavados en el lavavajillas se aconseja utilizar un producto detergente, en frasco, disponible en comercios, para colocarse del revé;s en el cesto porta-cubiertos con un programa en vací;o de 65º;C. Al finalizar el lavado, la cuba quedará; brillante y limpia, así; como las guarniciones y los componentes de plá;stico.

En el cesto inferior del lavavajillas Smeg las ollas se colocan siempre del revé;s, con la apertura hacia abajo, para permitir un lavado mejor directamente de los rociadores del Sistema orbital y posicionadas con la cavidad oblicua para permitir el escurrir del agua.