FAQ Placas De Cocción | Smeg

Placas De Cocción

Para el mantenimiento original de las parrillas y quemadores en acero inox, tanto mates como brillantes, se recomienda una limpieza frecuente con el producto especí;fico Smeg crema PAIX-1 y el pañ;o microfibra PAMI-1. El acero cambia de color, ennegrecié;ndose tanto por el proceso de oxidació;n que por el uso de recipientes demasiado grandes, con diá;metro de má;s de 26 cm, o de la plancha en hierro colado.

Para un correcto mantenimiento de la cocina, las parrillas en hierro colado de la encimera tienen que lavarse siempre a mano con un detergente neutro (ej. El utilizado para los platos) sin añ;adir otras sustancias como limó;n, cloro, lejí;a. Se desaconseja lavarlas en el lavavajillas, ya que podrí;an tornarse opacas. En caso de incrustaciones, es necesario utilizar un cepillo para barbacoas con cerdas de lató;n y luego aclararlas.

Para el quemador ultra-rá;pido el diá;metro de la cacerola má;s adecuado es el de 26 cm má;x.. El uso de recipientes má;s grandes con las planchas pueden causar dañ;os en la base de la placa (cambio color si en acero unos o shock té;rmico si en cristal templado) y al top de la cocina por calentamiento. Es siempre bueno consultar el libro de instrucciones para tener todas las informaciones y sugerencias en el uso de la placa de cocció;n.

En las placas de cocció;n el quemador no se enciende cuando la corona está; sucia y los agujeros está;n obstruidos por depó;sitos de grasas o derramamientos de lí;quidos. Es necesario desmontar la corona, limpiar los quemadores, secar y recolocar.

En las placas de cocció;n el quemador no se enciende cuando la corona está; sucia y los agujeros está;n obstruidos por depó;sitos de grasas o derramamientos de lí;quidos. Es necesario desmontar la corona, limpiar los quemadores, secar y recolocar.

Las parrillas en cruz smeg son estables porque está;n bloqueadas en la base que impiden que se muevan. Cuando se tienen que quitar es necesario montarlas sobre los dos pernos para garantizar la estabilidad.

En las placas de cocció;n Smeg se utiliza un cristal templado de gran espesor al que se le añ;ade una lá;mina de cero inox para una mayor solidez, solució;n Glass-on-steel. En la eventualidad de un rotura accidental, los fragmentos de cristal permanecen enganchados a la placa, sin dispersiones. La placa de cocció;n puede por lo tanto utilizarse con total seguridad, in espera de la intervenció;n del Servicio de Asistencia Té;cnica Autorizado..

La tapa de las placas de cocció;n Smeg es de cristal templado de gran espesor. Sin embargo, como todos los cristales, puede romperse fá;cilmente en caso de impacto violento, o de cierre con la llama encendida.

Smeg fue pionero en la introducció;n de los innovadores quemadores come el ultra-rá;pido a doble mando para desdoblar el uso de los dos fuegos: la corona interna para cocciones que precisan bajas potencias y la exterior má;s potente. Sin excluir el uso combinado de los dos quemadores para cocinar recetas que necesitan una cocció;n intensa y rá;pida. Con las placas de la gama má;s reciente, Smeg ha hecho otro paso adelante, dotá;ndolas de quemadores a alto rendimiento y lama vertical, con proyecto y producció;n interna. estos fuegos disponen del privilegio de tener una llama directa a la cacerola, reduciendo la dispersió;n del calor y aumentando la potencia transferida al recipiente.

El quemador ultra-rá;pido a doble mando tiene la ventaja de ofrecer tres soluciones de fuego. Un quemador pequeñ;o, auxiliar, para cocciones a fuego lento o pequeñ;os recipientes, como la cafetera; un quemador grande, rá;pido, para la cocció;n diaria intensa y los dos quemadores juntos para cocciones a alta potencia y rá;pidas: ideal para freí;r, hervir, dorar.

Para lo que aman cocinar frecuentemente y se aventura con variadas recetas, el quemador a alto rendimiento con una elevada potencia permite efectuar diferentes cocciones, como las frituras, planchas y doraduras, de forma má;s rá;pida, ahorrando así; tiempo y gas.

La vá;lvula de seguridad es un dispositivo que protege de escapes accidentales de gas. Gracias a un termopar se bloquea la salida de gas en caso accidental apagando la llama, o por un derrame de lí;quidos o por una corriente de aire.

Una placa de inducció;n funcione trá;mite un campo magné;tico que emite calor directamente sobre el fondo del recipiente, cuando este se posiciona sobre la placa. Para este tipo di cocció;n la cacerola tiene que ser de un material especial, hierro esmaltado, o colado, acero inox o aluminio de base espesa. Con utensilios de otros materiales como la cerá;mica, cobre, terracota, cristal Pí;rex, solo inox o solo aluminio, la inducció;n no funciona.

La placa inducció;n funciona con ollas especiales que tienen que ser de material ferrifico. Cuando no está; bien indicado, se puede verificar si el recipiente es apto, acercando un imá;n al fondo: si es atraí;do, la olla puede usarse en la inducció;n. otro mé;todo es poner un recipiente con un poco de agua y encender la zona. Si el display de potencia empieza a parpadear, significa que la olla no es apta. La inducció;n no funciona con utensilios de otros materiales como la cerá;mica, cobre, terracota, cristal Pí;rex, solo inox o solo aluminio.

La gran ventaja de la placa de inducció;n es la rapidez de cocció;n: por ejemplo llevar a ebullició;n agua o aceite es mucho má;s rá;pido que en una placa a gas. Otras ventajas son la facilidad de limpieza de la superficie en cristal, el completo control electró;nico que permite una total seguridad y deferentes funciones y personalizaciones en el uso de las zonas de cocció;n. Ademá;s de todo esto, las placas Smeg disponen de la opció;n Eco-logic con la que se puede limitar la potencia absorbida a 2,8 kW, permitiendo el uso de má;s electrodomé;sticos.

El cristal de la placa de inducció;n está; compuesto por un vitroceramico muy resistente, de gran espesor, aguantando una caí;da de 1,8 kg desde una altura má;xima de 50 cm.

La zona de cocció;n de las inducciones no se ilumina como lo hace en las vitrocerá;mica. La zona funciona en contacto directo con la olla y solo entonces se activa el campo magné;tico que emite calor directamente al fondo del recipiente. El metal caliente de la sarté;n cocina los alimentos en su interior.

Generalmente, en una placa de inducció;n, la falta de funcionamiento es debido a que la olla utilizada no es la correcta. De hecho, en estas placas pueden utilizarse solo recipientes especí;ficos en hierro esmaltado, colado, acero inox o en aluminio con fondo espeso. Con otros recipientes en cerá;mica o terracota u otros materiales la inducció;n no funciona.

Todas las placas de cocció;n a inducció;n tienen má;s sistemas de seguridad para impedir el calentamiento. Ademá;s está;n dotadas de unos dispositivos de bloqueo de mandos para la seguridad niñ;os.

Debido a que para el funcionamiento de las placas de inducció;n la dimensió;n mí;nima de los recipientes es de 10 cm, la cafetera, que generalmente tiene un diá;metro inferior, no puede utilizarse sin una placa ferrifica má;s grande donde va apoyada.

Todas las placas de inducció;n tienen un dispositivo de seguridad por el levantamiento de la cacerola. La placa de apaga automá;ticamente despué;s de 1 minuto en el caso de que el recipiente no se coloque en la zona encendida, o bien se desactiva despué;s de un perí;odo de tiempo determinado por la potencia seleccionada, en el caso se olvide de sacar la cacerola de la zona encendida, para evitar el calentamiento.

En las placas a inducció;n despué;s de haber sacado la cacerola, aparece en el display la letra H (Hot) parpadeante que señ;ala que la zona de cocció;n está; por encima de los 60º;C. Cuando baja la temperatura por debajo de este valor, el display se apaga automá;ticamente.

En la placa de inducció;n se puede programar la cocció;n de 1 a 99 minutos gracias a un timer cuenta minutos. Al finalizar el tiempo la zona en funcionamiento se apaga automá;ticamente.

Las placas de cocció;n en vitrocerá;mica funcionan trá;mite unas resistencias situadas bajo el cristal que se calientan , difundiendo el calor a la zona correspondiente. La placa de inducció;n, en cambio, funciona gracias a una bobinas circulantes que emiten un campo magné;tico con el solo contacto con el recipiente de fondo ferrifico, donde se transfiere calor. Se caracteriza por una mayor eficiencia y mayor seguridad. Ambos tienen la ventaja de poder limpiarse muy fá;cilmente.

La funció;n ECO-Logic Smeg se basa en un dispositivo electró;nico, presente tanto en las placas vitrocerá;micas como las inducció;n, que permite una limitació;n de la potencia absorbida al valor medio (3,0 KW) para poder utilizar má;s electrodomé;sticos

La placa de cocció;n tiene que limpiarse regularmente, mejor despué;s de cada uso, cuando el piloto de calor residual se apague. Si despué;s de la cocció;n quedan residuos quemados, hay que quitarlos con la rasqueta en dotació;n y aclarar con agua y secar con un pañ;o limpio. El constante uso de la rasqueta reduce notablemente el uso de productos quí;micos en la limpieza diaria de la placa. Semanalmente limpiar las zonas con el producto Smeg PULICERAM. Para má;s informació;n consultar el librito de instrucciones.